tarimasytableros.es

tarimasytableros.es

MADERA TRATADA

ESTRUCTURA DE LA MADERA

Por definición, la madera es un material extraído del tronco de los árboles que se utiliza en muchos elementos constructivos y también como combustible.

La madera está constituida por el conjunto de tejido que forma la masa de los troncos de los árboles, desprovistos de su corteza. Es el material de construcción más ligero, resistente y fácil de trabajar, utilizado por el hombre desde los primeros tiempos. Está conformada por una aglomeración de células tubulares de forma y longitud muy variables.

En un corte transversal se pueden apreciar diversas zonas:

Médula y radios medulares

tarimasytableros.esEs la parte central, la más antigua, que se forma por secado y resinificación. Forma un cilindro en el eje del árbol, y está constituida por células redondeadas que dejan diminutos espacios huecos intercelulares en sus ángulos de unión.


Leer más

Duramen

Es la parte inmediata a la médula o corazón, formado por madera dura y consistente impregnada de tanino y de lignina, que le comunica la coloración rosa.

Albura

La albura es la madera joven, posee más savia y se transforma con el tiempo en duramen al ser sustituido el almidón por tanino, que se fija en la membrana celular, volviéndola más densa e imputrescible.

Cambium

Es la capa generatriz, que se encuentra debajo de la corteza, formada por células de paredes muy delgadas que son capaces de transformarse por divisiones sucesivas en nuevas células, formándose en las caras internas células de xilema o madera nueva, y en la externa líber o floema. Las capas de xilema están formadas por la madera de primavera, de color claro y blanda, debida a la mayor actividad vegetal durante la primavera y parte del verano. Durante el otoño sucede lo contrario y se aprecian los anillos de crecimiento, constituidos por un doble anillo claro y blando el de primavera, y oscuro y compacto el de otoño. En la zona tropical, como la actividad vegetal es continua, no se aprecian los anillos de crecimiento.

Corteza

Su misión es la protección y aislamiento de los tejidos del árbol de los agentes atmosféricos.

PROTECCIÓN DE LA MADERA

Al ser un material orgánico, la madera está sometida al ataque de agentes xilófagos (insectos, hongos, moluscos y crustáceos), organismos que se alimentan de la madera, y que deterioran sus propiedades y su durabilidad o vida útil.

La protección preventiva de la madera engloba tanto la protección química como la correcta instalación en obra. La incorporación de productos químicos dependerá de la especie de madera elegida y de los posibles ataques potenciales que pudiera sufrir según el lugar donde será instalada.

CLASES DE USO

La Norma europea UNE-EN 335 de 2013 define las clases de uso, que valoran el riesgo de ataque o degradación de la madera por agentes xilófagos según el lugar donde se va a instalar.

La clase de uso tiene en cuenta principalmente el grado de humedad que puede alcanzar la madera durante su vida de servicio, tiene también en cuenta el contacto con el agua, de mar o agua dulce, y la exposición a la intemperie (interior, bajo cubierta y protegida, o al descubierto).

La normativa se aplica tanto para madera maciza como para tableros.

Clase de uso 1

Bajo cubierta, no expuesto a la intemperie ni a la humedad. La madera alcanza contenidos de humedad inferiores al 20%, por lo que el ataque de hongos cromógenos (azulado) y hongos de pudrición es insignificante. Puede haber ataque de insectos xilófagos, tanto los de ciclo larvario y termitas (Clase 1T), según la ubicación geográfica.

Madera maciza: elementos de carpintería o estructurales en interior

Tableros contrachapados: ocasionalmente atacados por insectos, especialmente termitas

Clase de uso 2

Bajo cubierta y no expuesto a la intemperie, ocasionalmente humedad ambiental elevada que puede producir humectación ocasional

La madera alcanza o supera ocasionalmente el 20% permitiendo el ataque de hongos cromógenos y de pudrición, con la alteración de su aspecto

El riesgo de ataque por insectos xilófagos, incluyendo termitas (clase 2T) es similar a la clase 1

Madera maciza: elementos colocados cerca de desagües o instalaciones sanitarias, cerramientos, armaduras de cubiertas, etc.

Tableros contrachapados, de partículas o virutas OSB y fibras: se pueden producir alteraciones de aspecto. El riesgo por insectos xilófagos es similar al de clase 1

Clase de uso 3

No bajo cubierta ni en contacto con el suelo, pero puede estar permanentemente expuesto a la intemperie o bien protegido de la intemperie pero sometido a humectación.

3.1 al exterior, por encima del suelo y protegida

3.2 al exterior, por encima del suelo y no protegida

En ambas clases pueden ser atacados por hongos cromógenos y de pudrición con alteraciones en su aspecto

El riesgo de ataque de xilófagos, incluyendo a las termitas (clases 3.1T y 3.2T), es similar a las clases 1 y 2

Madera maciza: elementos de carpintería de exterior como fachadas, puertas, puentes, pérgolas, etc.

Tableros contrachapados y de virutas OSB: se pueden producir alteraciones de aspecto. El riesgo de ataque por insectos xilófagos, incluyendo termitas (clase 3.1T y 3.2T) es similar a la de las clases 1 y 2

Tableros de partículas y de fibras: se pueden producir alteraciones de aspecto

Clase de uso 4

En contacto con el suelo o agua dulce y expuesto a una humectación permanente

4.1 al exterior, en contacto normal con el suelo o agua dulce

4.2 al exterior, en contacto intenso con el suelo o agua dulce

Ambas clases pueden ser atacadas por hongos de pudrición

El riesgo de ataque por insectos xilófagos de ciclo larvario, es similar al de las clases 1, 2 y 3 y las termitas (clases 4.1T y 4.2T)

Madera maciza: postes, pilares empalizadas, cercas, pilotes, embarcaderos en agua dulce, etc.

Tableros contrachapados: es atacable. Además existe riesgo de insectos xilófagos en lo situado por encima del suelo o del agua. Sólo se pueden usar tableros tratados

Clase de uso 5

El elemento está permanentemente en contacto con el agua salada

Madera maciza: muelles, pantalanes, etc. con riesgo permanente de xilófagos marinos y hongos xilófagos

Tableros contrachapados: es atacable. Además por hongos xilófagos. Sólo se pueden usar tableros tratados

TIPO DE PROTECCIÓN CLASE DE RIESGO - Situación de la Pieza
No necesaria
Recomendable una protección superficial
1 - Bajo cubierta, completamente protegido de la intemperie y no expuesto a la humedad.
Es necesaria una protección superficial
Recomendable una protección media
2 - Bajo cubierta, completamente protegido de la intemperie, pero en la que se puede dar ocasionalmente una humedad ambiental elevada.
Es necesaria una protección media
Recomendable una protección profunda
3 - Descubierto pero no en contacto con el suelo.
Es necesaria una protección profunda 4 - En contacto con el suelo o con agua dulce y expuesto a una humedad permanente.
Es necesaria una protección profunda 5- Permanentemente en contacto con el agua salada.

MÉTODOS DE TRATAMIENTO

El método de tratamiento es el procedimiento por el que se aplica un protector a la madera con una cantidad y penetración concreta.

La mecanización de las piezas (cortes, rebajes, perfilados, taladros, etc.) han de realizarse antes del tratamiento. Además de una protección eficaz no se desperdicia producto protector.

4.1-Tratamientos por Inmersión

Se sumerge la madera, durante un periodo determinado, en un baño de líquido antiséptico, que puede ser creosota, sulfato de cobre, cloruro mercúrico, etc. Para conseguir la penetración, debe calentarse el baño una vez depositada la madera él, produciéndose una dilatación del aire contenido en las células, saliendo parte de él al exterior formando burbujas, si a continuación se enfría el baño, el aire que queda en la madera se contrae, y la presión atmosférica impulsa el líquido hacia el interior de la madera. Para tratamientos con creosota se llega hasta 100-130ºC y para el sulfato de cobre y el cloruro mercúrico a 60-70ºC.

El aceite de creosota, a menudo llamado creosota, es una mezcla similar que se obtiene de la destilación del carbón y del alquitrán o chapopote de altos hornos. Es un excelente protector de la madera, por lo que es utilizado con frecuencia para impregnar estructuras exteriores de madera

4.2-Tratamientos por Inyección

Es más eficaz que los anteriores. En él se fuerza a entrar el líquido antiséptico en los poros de la madera.

A- Maderas verdes con corteza:

Por la base del tronco se inyecta, por gravedad, el líquido conservante, y teniendo el tronco inclinado, con la base menor más baja que la mayor, se observará al cabo de aproximadamente 4 horas que la savia empieza a gotear, sustituyéndose así ésta por un líquido antiséptico. Inicialmente se usaba sulfato de cobre y en la actualidad complejos de flúor-cromo-arsénico. Dura de una a dos semanas.

B- Maderas verdes sin corteza:

Por ósmosis, se recubre con una capa formada por:

-85% de fluoruro sódico -10% de dinitrofenolanilina -5% de productos coloidales

Las membranas celulares de la madera hacen el papel de un diafragma semipermeable frente a la savia encerrada en ellas, que es una solución salina de concentración débil. Por el fenómeno de ósmosis las concentraciones tienden a equilibrarse. Dura de dos a tres meses.

4.3- Tipo de protección

La protección queda definida por la penetración en el interior de la madera y por la retención o cantidad de producto introducida.

Penetraciones

NP1 = sin ninguna penetración

NP2 = mínimo de 3 mm en las caras laterales en la madera de albura

NP3 = mínimo de 6 mm en las caras laterales en la madera de albura

NP4 (para madera en rollo) = mínimo de 25 mm en las caras laterales de la madera albura

NP5 = toda la albura

NP6 = toda la albura y un mínimo de 6 mm en la madera de duramen expuesta

TIPO DE PROTECTOR MÉTODO DE TRATAMIENTO TIPO DE PROTECCIÓN
Disolvente orgánico Hidrodispersable
Disolvente orgánico Hidrodispersable
Disolvente orgánico Hidrodispersable
Pincelado
Pulverización
Inmersión breve
SUPERFICIAL
Penetración media alcanzada 3mm, mínima 1mm
Sales hidrosolubles
Sales hidrosolubles
Disolvente orgánico
Inmersión prolongada
Autoclave (vacío-vacío)
Autoclave (vacío-vacío)
MEDIA
Penetración media superior a 3mm, sin llegar al 75% impregnable
Sales hidrosolubles Orgánicos naturales
Disolvente orgánico
Autoclave (vacío-presión)
Autoclave (vacío-vacío)
PROFUNDA
Penetración media igual o superior al 75% impregnable
Leer menos

Tarima
de Pino

Tarima de Pino

Tarima de pino nórdico tratada en clase de uso IV. Una cara ranurada y la otra cepillada. Sección 145 x 28 mm. Paquetes de 56 piezas.

Rastreles
de Madera

Rastreles de Madera

Piezas de pino nórdico tratadas en clase de uso IV. Sin cepillar. Secciones de 44 x 32 mm y 75 x 50 mm. Largos de 3 metros.

Pilares
de Madera

Pilares de Madera

Pilares cepillados de pino nórdico tratados en clase de uso IV. Secciones de 90 x 90 mm. Largos de 3 metros. Paquetes de 60 piezas.

Traviesas
de Pino

Traviesas de Pino

Traviesas ecológicas de madera de pino nórdico tratadas en clase de uso IV. Sin cepillar. Secciones de 200 x 100 mm. Largos de 3 metros.